HERVÁS, ASENTAMIENTO JUDÍO

HERVÁS, ASENTAMIENTO JUDÍO

Hervás es un municipio de la provincia de Cáceres, en Extremadura, cuya capital es la villa homónima. Con 4102 habitantes en 2017, es el centro administrativo y comercial de la mancomunidad del Valle del Ambroz y el municipio más poblado de dicha comarca natural. Disfruta de clima continental suave, con veranos cálidos e inviernos fríos.

El pueblo perteneció a la localidad salmantina de Béjar hasta 1816, cuando se le concedió el título de villa. Hasta 1833 no perteneció a la provincia de Cáceres. La villa es famosa por su judería.

CALLES DE HERVÁS


El municipio de Hervás, surge allá por el siglo XII de una ermita situada a la ribera del río Santihervás, edificada en su día por monjes templarios.

Los cuales ayudaron a repoblar zonas tras la conquista de los cristianos, creando asentamientos en los que edificaban ermitas bajo la advocación de mártires. Tras la expulsión de los mismos, a principios del siglo XIII, se construyó un castillo donde se fueron asentando diversas familias.

IMPORTANTE ASENTAMIENTO JUDÍO

En el siglo XV se estableció una importante comunidad hebrea junto al río Ambroz, fundándose con el patronazgo de San Gervasio y San Protasio. Vestigios hebreos importantes que perduran como legado en el municipio, son los entramados de calles y edificios judíos que conforman, la ahora célebre Judería de Hervás.

De importancia fue el castillo de la Orden del Temple en tiempos de la Reconquista por el rey Alfonso VIII de Castilla, época en la que Hervás era una aldea del alfoz de Béjar.

Posteriormente pasó a depender del Señorío de Los Zúñiga en 1396. Hasta entonces, la villa había pertenecido a la Comunidad de Villa y Tierra de Béjar (perteneciente inicialmente al Reino de Castilla y posteriormente al Reino de León). Por lo que la pertenencia de Hervás se asignó a la provincia de Salamanca en la Edad Moderna.

Tras la elevación del Señorío de Béjar a Ducado en 1485 por concesión de los Reyes Católicos, Hervás fue una de las localidades bajo el dominio de los Duques de Béjar.

Hasta que en 1816, por concesión del Rey Fernando VII de España, fue declarada Villa Libre y cabeza de una jurisdicción que antes estuvo sujeta a Granadilla.

Posteriormente, con motivo de la reforma administrativa del 30 de noviembre de 1833. Hervás pasó a depender de la provincia de Cáceres y, con ello, quedó adscrito a la región de Extremadura.

A finales del siglo XIX, durante la Primera República, la ciudad se declaró cantón durante la Revolución Cantonal.

Su emplazamiento paisajístico es privilegiado y el atractivo del conjunto urbano es muy notable, tanto por sus edificios histórico-artísticos, como por textura y trazado urbano popular y tradicional.

En febrero de 2019, la localidad cumplió el 50 aniversario de su nombramiento como Conjunto Histórico Artístico